El dirigente popular afirma que las listas de espera en la provincia se han incrementado en el último año en 330 pacientes

Denuncia que los recortes del Gobierno bipartito PSOE-IU en personal, camas y quirófanos están afectando seriamente a la Sanidad gaditana

El presidente del PP de Cádiz y portavoz adjunto del PP en el Parlamento andaluz, Antonio Sanz, ha acusado a la Junta de Andalucía de elevar las listas de espera en la provincia hasta los 6.844 pacientes, al tiempo que ha afirmado que las listas de espera en la provincia se han incrementado en el último año en 330 pacientes.

Sanz ha detallado que, en el último año, hemos pasado de 6.625 pacientes programables en lista de espera de una intervención quirúrgica, dentro del decreto de 180 días, que había en junio de 2013, a 6.844 en junio de 2014, lo que supone un incremento de 219 pacientes más.

Asimismo, detalla el dirigente popular, de los 2.788 usuarios que había en junio de 2013 en lista de espera en la provincia incluida en la orden de 120 días, hemos pasado a 2.898 pacientes en lista de espera en junio de 2014, lo que representa una subida de 110 pacientes.

El presidente de los populares gaditanos ha señalado además que el número de pacientes en lista de espera no programables en la provincia también se ha incrementado con respecto al año anterior.

A este respecto, Sanz apunta que, de los 369 usuarios que había en 2013 dentro del decreto de 180 días, hemos pasado a 523 en 2014, lo que representa un aumento de 154 pacientes. En lo que a la orden de 120 días supone, hemos pasado de 159 pacientes en 2013 a 264 en 2014, lo que supone un incremento de 105 pacientes más, lo que en conjunto supone un aumento en 259 pacientes en lista de espera no programables. 

Por ello, Sanz ha denunciado que los recortes del Gobierno bipartito PSOE-IU en personal, camas y quirófanos están afectando seriamente a la Sanidad gaditana, que vive una situación de caos, sobre todo en verano.

Asimismo, el presidente de los populares gaditanos ha reprochado a la Junta que sea incapaz de gestionar de manera eficaz un sistema sanitario público y de calidad para los gaditanos, lo que ha provocado que la provincia se encuentre con un sistema sanitario precario, con graves carencias de servicios e infraestructuras.

Para Sanz, este nuevo incremento en las listas de espera agrava aún más la situación de un sistema sanitario deficiente que sólo se mantiene gracias a la gran labor de los profesionales sanitarios, que desempeñan su labor de manera encomiable pese a los recortes de salario que han tenido que soportar, así como las reducciones de jornada y la falta de personal, ya que las vacaciones y las bajas no se están supliendo.

El dirigente popular ha señalado que a todo ello se unen otros recortes realizados por el Gobierno andaluz como la falta de inversión o la paralización de la construcción de centros hospitalarios como el de La Línea o Cádiz, lo que confirma la devaluación de la asistencia sanitaria en la provincia.

Sanz denuncia además, que la Consejería de Salud incumple el compromiso de publicar las listas de espera cada seis meses y lo hace anualmente y de forma ‘chapucera’ para ocultar su nefasta gestión y su incompetencia para mantener un sistema sanitario público y de calidad.

En este sentido, Sanz ha señalado que el PP pedirá la comparecencia de la consejera de Salud en el Parlamento para explicar el maquillaje generalizado de las listas de espera de la Sanidad andaluza. A este respecto, apunta que a nivel de Andalucía, con los 320.000 pacientes en listas de espera que reconoce la Consejería de Salud, se está produciendo un incremento de los pacientes que esperan una intervención quirúrgica que alcanza ya los 95.752 pacientes, siendo la comunidad autónoma con mayor lista de espera quirúrgica.

Asimismo, el dirigente popular ha incidido en la deuda sanitaria que mantiene la Junta de Andalucía con los proveedores, señalando que sólo tres grandes proveedores sanitarios acumulan facturas impagadas por más de 800 millones a pesar de que la Junta solo reconoce 317 millones.

En este sentido, Sanz afirma que la Junta sigue escondiendo facturas en los cajones y mantiene la cultura socialista de la morosidad endémica, con el consiguiente perjuicio para la sociedad.